Día 12
Crucero Kenai Fjords National Park

Publicado en: 2012 - Descubriendo Alaska | 0

RIIIIINGGGGG. Una vez más nos levantamos temprano porque aunque estábamos cerca (15 minutos en coche) no nos fiábamos de coger otras obras tan maravillosas como las de la tarde anterior y perder el crucero (lógicamente no espera).

En primer lugar la vena catalana de Abraham volvió a surgir cuando descubrimos que había un parking de pago a 5 minutos a pie hasta el puerto, para ahorrarnoslo nos fuimos 10 minutos a pie más lejos y aparcamos. Total son solo 10 minutos más…

Curiosos los carteles de  evacuación en caso de tsunami. El riesgo viene dado por desprendimientos de algún glaciar.

D7K9223_720

Llegamos sin problema a Seward a la caseta donde recogíamos el pasaje para el crucero y nos fuimos a una tienda de recuerdos y así comprar un imán para nuestra colección, como íbamos bien de tiempo no nos dimos mucha prisa, y cuando faltaban 15 minutos para embarcar, Abraham descubrió que se había dejado el monopie en el coche a “solo 10 minutos más lejos” del puerto. Era justo para ir y volver del coche, así que decidimos que era mejor que me adelantara sin mochilas corriendo (aquí descubrí que estoy en baja forma, que las piernas no me permiten correr 15 minutos sin dolerme las rodillas y temblar como un flan). Una vez recogido el monopie y acordarme de toda la familia de Abraham embarcamos.

Atento al embarque teníamos un cuervo, que puede parecer pequeño pero es muy muy grande, muy inteligente y cualquier despiste lo aprovechará para robarte comida.

D7K9225_720

Hay que mencionar que el crucero nos salía a mitad de precio gracias al uso de los cheques “Alaska Tour Saver” y por supuesto en el barco nos habían reservado un sitio a la altura del cheque, es decir si había seis sitios malos, dos eran nuestros. Tampoco nos importó demasiado porque a fin de cuentas queríamos ir en cubierta. El crucero duró unas 8 horas.

D7K9287_720

Sin embargo en cubierta las vistas eran espectaculares. Tuvimos sol durante una buena parte del viaje y a medida que dejas atrás Seward las vistas eran increíbles.

d7k9404_720

En este caso vimos fiordos, nutrias, focas, acantilados llenos de nidos de Puffins (no son las madalenas americanas sino el pájaro de la foto). También vimos ballenas, aunque en este caso no fue tan espectacular como en el crucero anterior, y nos llevaron a varios glaciares más.

d7k9338_720

En estos cruceros hacen la gracia de coger hielo de glaciar y hacer cócteles, al final nos rendimos y nos tomamos algo similar a una piña colada con hielo picado de glaciar.

D7K9917_720

Una cosa curiosa que vimos en uno de los glaciares es como por debajo de una enorme pared de hielo desembocaba un río por el deshielo. En foto puede engañar, pero el tamaño era descomunal.

d7k9799_720

Tuvimos la oportunidad de ver varias veces como se fracturaba el hielo y caía al mar.

d7k9865_720

Ya volviendo a casa se estropeó bastante el tiempo y empezó a llover así que todos nos metimos a nuestros sitios, como no podíamos ver gran cosa y estábamos agotados del día anterior nos costaba mantener los ojos abiertos, hasta que de repente alguien empezó a decir “killer whales”!!! y nos levantamos como un resorte. ¡pudimos ver orcas!

d7k9950_720

Ya pensábamos que no las veríamos así que tuvimos una suerte inmensa, se trataba de una familia con varias hembras y algún “bebe” estuvieron bastante cerca del barco pero como llovía no fue fácil captar alguna foto.

d7k0030_720

Después de esto volvimos hechos polvos al B&B duchita, cena y vuelta a hacer maletas porque al día siguiente volvía a sonar el despertador temprano para ir rumbo a Homer.