Día 2 y 3
Alyeska Accommodation

Después del vuelo nefasto tuvimos que conducir unos 40 minutos hasta Girdwood, un pueblo pequeño, tranquilo, como de “veraneo” si es posible utilizar ese término en Alaska.

La temperatura es muy agradable cuando hay horas con sol, unos 18 grados, pero al caer la “noche” la cosa baja hasta los 4 grados.

Alyeska Accommodation alquila apartamentos, nosotros nos quedamos con el Timberline 206. Tendrá como unos 45 m2 y con todo al detalle, te sientes como en casa. Todos los electrodomésticos posibles, utensilios de cocina, televisión, juegos de mesa, equipo de música, sofa, sillones, cómoda, teléfono, etc. Fantástico.

Las vistas son geniales, y desde nuestra habitación no lo vemos, pero te duermes con el sonido interminable de una cascada.

Este será nuestro hogar las dos primeras noches

, y repetimos la última del viaje.