Día 4
Monterey

El cuarto día era un día de transición. Lo primero tomamos el BART (parecido al cercanías de Renfe en España)  que nos dejaría en el Aeropuerto para recoger el coche de alquiler.

Tomamos rumbo hacia Monterey, un pueblo costero y bastante turístico a unas 2 horas de San Francisco y aunque no nos pillaba demasiado de paso, nos daba la oportunidad de hacer una excursión en Barco para avistamiento de Ballenas y otros bichos marinos.

DSC0019

Encontramos algo de atasco pero llegamos con tiempo y recogimos nuestro ticket y nos montamos en el Barco.

No era nuestra primera excursión, el año anterior habíamos hecho 3 cruceros y rápidamente tomamos posición en la cubierta en lugar de quedarnos dentro puesto que era mejor para hacer fotos. Montamos las cámaras, cada uno con nuestro monopie y estábamos apunto.

El principio del trayecto saliendo del puerto muy bien, leones marinos disfrutando del sol

71k2736

Lo que no esperábamos era encontrar tan mala mar, y el barco al ser relativamente pequeño, sería para unas 40 o 50 personas, aquello empezó a moverse muchísimo. Lo peor fue cuando las olas chocaban lateralmente y sobrepasaban mojándonos en la cubierta, y lo peor de todo, las cámaras. Era imposible volver al interior del barco, el suelo estaba mojado y resbalaba muchísimo, además aquello se movía tanto que con el equipo no podíamos hacer nada.

Por suerte una regla de oro es llevar en una mochila de fotografía un rollo de papel de wc y bolsas de basura. Así que secamos las cámaras y metimos la cámara dentro de la bolsa de basura para protegerla, mientras nosotros nos mojamos durante más de 40 minutos hasta que nos detuvimos.

El capitán avistó una ballena y aunque el barco parado se movía tanto que era muy difícil  mantenernos de pie, aún así conseguimos unas cuantas fotos aceptables.

En varias ocasiones la ballena sacó la cabeza con la boca abierta y se puede apreciar las barbas

71k2798

También nos dio un buen detalle de la cola

71k2851

Por último conseguimos avistar varios delfines Porpoise. Están llenos de marcas, puesto que al parecer son muy agresivos entre ellos.

71k3106

Después de casi 3 horas de excursión teníamos que conducir 3 horas hasta Oakhurst, un pueblo “muy cerca” de Yosemite National Park

Al coger el coche Vane cada vez estaba más y más dormida, y aquello se estaba convirtiendo en un verdadero problema porque podíamos tener un accidente.

Paramos en una gasolinera y vi como Vane se dormía instantáneamente  la desperté a las 20 minutos y nos fuimos a tomar el fresco y un Redbull. Poco a poco pasaron los efectos y retomamos el camino.

Se nos hizo de noche, y a las 9 de la noche llegamos al Hotel, después de habernos levantado a las 6 de la mañana.

Teníamos reservada una habitación con dos camas, y SORPRESA, puesto que unas chicas pidieron una habitación así les dieron la nuestra y ya no tenían ninguna para nosotros.

La alternativa fue que nos mandaban a otro Hotel pero a cambio nos daban una habitación mucho mejor. Todo este embrollo acabó que llegamos a las 10 al nuevo hotel destrozados, pero lo cierto que la habitación era fantástica. Ya enseñaremos fotos.