Día 12
Kyoto

Fushimi Inari Taisha

Hoy toca dirigimos a primera hora a Fushimi Inari Taisha, dedicado al dios Inari para tener una buena cosecha de arroz y prosperidad en los negocios. Pero es más fácil conocerlo por el santuario con el camino de miles de toris.

En nuestro caso tomamos un tren y en pocos minutos estabamos justo en la entrada, como siempre un tori gigantesco, la puerta que separa lo terrenal.

Siempre cuesta hacer fotos en cualquier sitio por el turismo, y además creemos que es la época que aparte colegios que finalizan las clases y visitan templos, mirad cuanto escolar

_7501209

 

Sansusagendo

A continuación nos fuimos a visitar el templo de Sansusagendo, un templo espectacular. La construcción que es del año 1164 de 120 metros de largo y 16.5 metros de ancho. Lo impresionante de este templo es que contiene una escultura de la Kannon, diosa de la misericordia y la estatua está rodeada de 1000 estatuas doradas. La pega es que el interior está prohibido fotografiarlo. Así que solo hicimos alguna foto a los exteriores.

Bosque de Bambú y Tenryu-ji

Después del visitar Sansusagendo, nos fuimos a la caracterización de Vane de Geisha pero eso lo dejamos para otro post. Y como aún nos quedaba algo de día por delante, decidimos adelantar una tarea del día siguiente, ir a visitar en Arashiyama, el templo Tenryu-ji y el Bosque de Bambú.

Nunca había visto un bosque de bambú y es curioso. Es algo que todos conocemos, en muebles, las típicas macetas en agua el bambú, pero un bosque, yo por lo menos no lo había visto.

_71K9912

 

Es un camino que recorres muy turístico y a esa horas de la tarde muy lleno. Debe ser que por esa zona alquilan trajes tradicionales y se ven japoneses vestidos de forma tradicional dando un paseo por la zona.

Despues de la vuelta por el bosque de bambú con un calor y humedad agobiantes, nos dirigimos al templo de Tenryu-ji que personalmente estaba tan cansado, con dolor de pies y esa humedad sofocante que no lo disfrute mucho.

pan9

 

Gion

De la previsión de actividades que llevábamos nos quedaba pasear por el barrio de Gion y sobre todo intentar ver una Geisha. El barrio es bastante chulo, muy muy turístico, con ordas sobre las 6 de la tarde intentando cazar una Geisha/Maiko.

Personalmente me da mucha pena el circo que se monta. Ellas aunque está claro que son parte de la atracción de la ciudad en realidad están trabajando, son profesionales del arte y han quedad con un cliente, y en el entrar y salir hacia la casa de te, ahí estamos los turistas intentado pillarlas cuando está muy claro que no quieren fotos.

Ese es el morbo, y por supuesto caímos, y además tuvimos suerte, porque nos pusimos en un sitio que sin movernos vimos como varias se montaban en coches y tenemos varias fotos incluso un video. Pero no lo vamos a poner en la web, ellas con su actitud estaba claro que no querían fotos, así que no las vamos a publicar.