Día 13
Miyajima

El plan de hoy es ir a Miyajima, una isla que está a unos 400km de Kyoto y que se tarda unas 3 horas en llegar cogiendo varios tren bala y un ferry. Es una isla considerada mágica y venerada desde tiempos antiguos que es conocida por su gran Tori en el agua.

El día anterior adelantamos una actividad para intentar dormir un poco más de manera que no tuvimos que levantarnos a horas intempestivas y se agradece porque los días pasan y va pesando el cansancio del viaje. Puesto que ibamos a tomar varios trenes y al día siguiente también nos moveríamos mucho decidimos mandar las maletas directamente de Kyoto a Hokkaido. Alrededor de 40 euros mandamos dos maletas enormes a la otra punta de Japón (muy recomendable este servicio). Así que nos convertimos en mochileros 3 días nuevamente.

El tren bala es una maravilla, rápido, puntual y cómodo. El viaje pasó bastante rápido, y finalmente llegamos a Miyajima. El plan era ver en primer lugar el templo Daisho-in, el monte misen y la isla de Myjajima.

_7501461

El templo Daisho-in aunque no es el templo mas famoso decidimos visitarlo y realmente fue un acierto.

La entrada es gratuita y el templo merece mucho la pena, esta formado por diferentes edificios, dedicado a diferentes dioses, resulta muy curioso los minibudas repartidos por los jardines, y las vistas son espectaculares al estar bastante alto de la isla. Es un templo que merece la pena un buen rato, está lleno de recovecos, y es muy fotogénico.

De aquí caminamos unos 20 minutos para coger el teleférico que te lleva al monte misen, en teoría son dos horas de caminata pero realmente parecía mucho más viendo por donde pasa el teleférico, tienes que tomar dos teleféricos y estas bastante rato subiendo una montaña bastante escarpada.

_71K0120

En la visita al monte cometimos un gran error, no llevar repelente de mosquitos, y básicamente nos comieron a picaduras, era una pena porque las vistas desde el monte son espectaculares pero la gran cantidad de mosquitos impedía hacer fotos tranquilamente. Cuando subimos había bastantes nubes pero aun así nos encantaron las vistas, parecía que las montañas flotaran sobre un mar de nubes.

_7501537

Una vez hecho esto ya nos quedaba dar una vuelta por la isla, pero al ser un día de diario y no ser aun temporada alta, estaba prácticamente todo cerrado, nos costo incluso localizar un lugar para cenar, solo estaban abiertos los restaurantes junto al ferry, aunque aquí comimos okonomiyaki, solo decir que esta espectacular.

Y por fin se hizo de noche para poder ver el Tori iluminado de noche. aunque nos gusto no nos pareció tan espectacular como comenta la gente, supongo que tener un par de excursiones de estudiantes adolescentes gritando sin parar no ayudaba a crear una atmósfera adecuada.

_7501601