Día 7
Jigokudani y Castillo de Matsumoto

A las 8.30 nos montamos en un coche que facilita el hotel que nos llevaría gratuitamente a Jigokudani (el parque de los monos). Nos ahorro coger bus y una buena caminata.

Jigokudani

Según llegas al parque tienes media hora de un paseo escénico y muy agradable por un bosque con grandes árboles. El bosque es muy frondoso y no me extraña porque la humedad es altísima y debe llover muchísimo. De hecho durante todo el tiempo que estuvimos en el parque no dejo de chispear.

_71K8572

El parque se encuentra en el valle del rio Yokoyu y tiene acantilados muy escarpados y fuentes de aguas termales. El nombre proviene de que la gente lo empezó a llamar Jigokudani, que significa “Valle del Infierno”. La fama le viene porque en 1970 apareció una fotografía de unos monos bañandose en la primera página de LIFE. Los monos tienen libertad total y son animales salvajes que pueden irse montaña arriba o por el río … Muchos les gusta quedarse cerca de unas aguas termales que sobre todo en invierno utilizan para aliviar temperaturas de -­10 grados.

A pesar de la libertad algo de “circo” si tiene el parque, los animales están condicionados, y los que se quedan por la zona se los alimentan para atraerlos e incluso echan semillas en el agua para que se metan a por ellas.

En la época que hemos ido han tenido apenas hace un mes o dos crías… Y muchas mamás están amamantando a sus pequeños.

_71K8495

Son muy juguetones sobre todos los más pequeños y los ves saltando de un lugar a otro. También es muy sorprendente verlos saltar por el río de piedra en piedra. Un error puede ser fatal porque la corriente es muy fuerte.

Después de estar más de una hora con los monos decidimos que era hora de emprender el retorno. Nos faltaba una caminata de media hora, un bus, un tren y un tren bala para llegar hasta Matsumoto.

Serían sobre las 11.00 y aun hoy no habiamos comido ni desayunado nada de nada. En la estación de tren encontramos una tienda de bollos dulces y salados y no pudimos evitar comernos unos cuantos.

Finalmente llegamos a las 14.00 y Matsumoto. Nos pasamos un momento por el hotel para no ir tan cargados y nos dirigimos al Castillo de Matsumoto.

 

Castillo de Matsumoto

_7500472El castillo de Matsumoto fue construido alrededor de 1594 y su altura alcanza 30 metros con seis plantas. Está apoyado en muros de piedra de 7 metros que originalmente tenían un amplio foso. Las torres de vigilancia fueron construidas más tarde entorno el 1635.

Como curiosidad tiene 6 plantas aunque desde fuera se cuentan 5 y se le conoce también como el castillo del Cuervo por su color. El castillo fue vendido en una subasta con la idea de desmantelarlo pero debido al coste quedó abandonado. Hoy en día es un tesoro nacional de Japón.

Es el primer castillo que vemos de este tipo y quedas impresionado. Para darle un toque más autentico/turístico hay una chica vestida de forma tradicional y un Samurai y un nija.

Ya habíamos leído que el interior del castillo era muy soso. Y así es. Cuando entras te descalzas y haces toda la visita sin zapatos.

Por dentro esta bastante vacío. Hay vitrinas con algún traje, admirar alguna katana y armas de fuego pero poco más.

Sorprende la estructura toda de madera y la altura de los escalones que eran para pisadas de gigantes.

_71K8690

Cuando salimos chispeaba un poco hicimos más fotos de rigor con vistas al puente y el foso y ya nos fuimos a preguntar por los autobuses  y comprar desayuno y comida para el día siguiente. Y para cenar nos metimos en un centro comercial y entramos en un restaurante y nos pedimos un menú para mi y un plato de pollo agridulce para Vane

2 Comentarios

  1. ruth
    |

    las chanclas de dedo, vendrán de allí? ?? con lo incómodo que es ponértelo con calcetines. ..

  2. Vanessa
    |

    Ellos tienen calcetines especiales! Mañana hago una foto y te enseño