Día 8
Parque Nacional Kamikochi

El día empezó a las 5 de la mañana, ducha, desayuno y empacar y nos fuimos en dirección la estación de Autobuses de Matsumoto. A esas horas hay que hacer una combinación de un tren de cercanías y un autobús que en cosa 2 horas llegas al parque.

El Parque Nacional de Kamikochi está al norte de los Alpes japoneses en la prefactura de Nagano.Está a unos 1500 metros de altitud y el valle está rodeado de montañas de hasta 3190 metros.

A medida que el bus serpentea acercándose y subiendo y subiendo las vistas son increíbles. Paisaje con bosques tupidos y exuberantes, ríos, valles, precioso. Posiblemente de los paisajes más bonitos que hemos visto nunca y de lo mejor que hemos visto en naturaleza hasta el momento en Japón.

El parque tiene una red de senderos en perfectas condiciones y muy cómodos. Nosotros hicimos una especie de 8 viendo lo más importante y fueron unas 5 horas andando. El sitio es bastante concurrido, aunque como llegamos tan temprano, sobre las 7 de la mañana no había casi nadie, solo frikis con cámaras gigantescas y trípodes.

Practicamos las panorámicas, esta por ejemplo son 12 fotos en vertical, unos 150 megapixeles.

pano2r

Nos bajamos en la primera parada de Taisho Pond y de ahí fuimos subiendo. Aparte de que es posiblemente una de las zonas más bellas, nos llevamos una sorpresa a encontrarnos unos macacos comiendo.

_71K8798

Después de algo más de dos horas de fotos incesantes y repitiendo a menudo, “qué bonito”, “impresionante” paramos a comer algo. El desayuno ya quedaba lejos, así que comimos algo de comida preparada, no demasiada porque no era cuestión de rodar, que compramos en Matsumoto y continuamos Myojin Bridge.

_71K8862

La caminata fue fantástica y en contra de lo que nos temíamos hizo un sol espléndido. La previsión eran lluvias a partir de las 12 y se retrasaron justo justo justo cuando nos volviamos sobre las 15:00 de la tarde que calló una tormenta tremenda.

_71K8873

En lugar de volver a Matsumoto continuamos cogiendo dos autobuses hacia Takayama.

Descubrimos un restaurante que aplicamos “la máxima del camionero”. Dice que pares a comer donde esté lleno de camioneros que suele ser barato y buena comida. Y aquí estaba lleno de Japoneses, ni un occidental. El sitio esta limpio pero hacía años que no se había renovado.

Nos comimos unos Yakisoba deliciosos 😀

DSC_8821